La meditación para instalar afirmaciones es una manera muy eficaz para quitar creencias que te limitan por otras que te potencian. Podrás sacar a la luz todos tus valores y capacidades y te convertirás en una persona nueva.

Para instalar las afirmaciones, primero tienes que comprender bien cómo funciona tu cerebro. El cerebro es como un pequeño generador de corriente eléctrica, con un potencial de 25 vatios.  Con el electroencefalograma se ve que en el cerebro existe una diversidad de ondas, diferenciadas según su amplitud y frecuencia.

El estado alfa del cerebro es el idóneo para instalar afirmaciones, corresponde a 8 – 12 oscilaciones por segundo. Cuando nuestro cerebro funciona a esta frecuencia, la conciencia permanece en estado receptivo. Es una actitud volcada hacia dentro de nosotros mismos.

Los músculos están relajados, y la relajación nos va a llevar al estado alfa del cerebro. El estado alfa favorece la primacía de la unidad de todas las cosas sobre la conciencia de individualidad y aislamiento; es un estado de comunión y tienden a difuminarse los contornos de la personalidad o ego.

El estado alfa es el paso previo para la instalación de las afirmaciones. Todos los métodos de meditación procuran que el cerebro se aquiete, es decir, descender al estado alfa es entrar en nuestro subconsciente o cerebro profundo. Una vez que queda abierto nuestro subconsciente, ya podemos retirar nuestras creencias limitantes e instalar unas que nos potencien. Por eso todos los ejercicios de programación mental debe ir precedido por unos momentos de silenciamiento del cerebro, de bajar a nivel alfa.

Con esta meditación tomarás consciencia de cómo el pensamiento influye rápidamente en ti. Un pensamiento es una onda eléctrica que recorre  tu cuerpo, y lleva un mensaje a cada una de tus células; en cada momento tu cuerpo es un reflejo de tus pensamientos, cada pensamiento es una luz que te da salud y CADA AFIRMACIÓN EXPRESADA ES UN MENSAJE DIRECTO A TU SUBCONSCIENTE.

Primero, determina con toda claridad el cambio que quieres conseguir mediante la instalación de la afirmación. Para lo cual debe de tener en cuenta los Cinco Criterios Clave de una Afirmación Bien Formada:

  1. Enunciarla en 1ª Persona: “Yo soy digno de tener una relación íntima”.
  2. En tiempo presente: “Me aprecio y me acepto profundamente”.
  3. Expresarla de forma positiva: “Merezco tener todo el dinero que necesito”.
  4. Que sea corta: “Mi cuerpo está sano y lleno de energía”.
  5. Que te llegue al corazón: “Amo la vida que tengo y vivo la vida que amo”.

En un momento de la meditación te pediré que re-conectes tus dos hemisferios cerebrales. Como sabes en nuestro cerebro tenemos dos hemisferios, el izquierdo especializado en la lógica, analítico y controlador; el hemisferio derecho especializado en las emociones, creativo y espontáneo. Nuestra cultura occidental utiliza más el hemisferio izquierdo. Por eso de la importancia de integrar los dos hemisferios en la instalación de nuestra afirmación. Para re-conectarlos harás una doble cruz con tus extremidades: cruza tu tobillo izquierdo sobre tu tobillo derecho, y pon tu muñeca derecha sobre tu muñeca izquierda, junta las palmas de tus manos entrelazando tus dedos.

En tu respiración, procura colocar, al inhalar la punta de tu lengua en tu paladar y al exhalar expresa tu afirmación “soy una persona… yo soy… yo soy…” Para la instalación más profunda de tu afirmación repite la frase en las tres personas del singular, diciendo además tu nombre:” yo Nombre soy… yo Nombre soy… vuelve a inhalar y coloca tu lengua sobre tu paladar y al exhalar expresa tu afirmación “él Nombre es… él Nombre es…” y vuelve a inhalar colocando tu lengua y al exhalar expresa tu afirmación “tú Nombre eres… tú Nombre eres…”.

Otra recomendación práctica: no hagas dos instalaciones mentales a la vez. Cada afirmación requiere toda tu atención, y no puedes dispersar tus energías en diversas direcciones.

Esta meditación hará posible que ensanches tu campo de conciencia y descubras tu “ORO INTERIOR”. Con tu práctica diaria te convertirás en la mejor versión de ti mismo, y conseguirás ÉXITO Y BIENESTAR”.